Daniel Bravo – Entrevista

Berlín, Alemania. 27/07/2017. Daniel Bravo, mexicano de 33 años, es Médico Veterinario de profesión y Artista visual de vocación y espíritu. Su formación académica como médico me lo acercó al arte desde hace diez años, cuando realizaba dibujos de disecciones y planos anatómicos como método de aprendizaje durante la carrera, que posteriormente se convirtieron en diálogos visuales y que hace cuatro años tomó la decisión de dedicar por completo su vida al arte de manera profesional. Ha expuesto su obra en recintos culturales, galerías en CDMX y otros estados dentro y fuera del país, como San Diego California, Las Vegas, USA., Praga, República Checa y recientemente Berlín, Alemania.

ENTREVISTA

Palmira – Daniel ¿Qué te trajo a Berlín?

Daniel -Llegué aquí por mi pareja, quien logró una beca para continuar sus estudios de PhD en el área de neurociencias en la Universidad Libre de Berlín. Para entonces yo estaba concluyendo mi período como titular de difusión cultural del gobierno local, por lo que decidí no continuar en la política para ser un artista de tiempo completo y emprender una nueva aventura al lado de mi pareja.

Palmira – ¿Cómo nació tu interés por las artes plásticas?

Daniel – Desde pequeño mis papás trabajaban mucho y tenía una nana que recuerdo porque me ponía a jugar con barritas de plastilina, desde ahí descubrí que tenía habilidad para modelar figuras, casi siempre hacía animales. Siempre he sido curioso por naturaleza y me fascina explorar, saber qué hay en el interior de las cosas, de los objetos, de nosotros mismos. En algún momento me dio por desarmar los electrodomésticos de mi mamá. Entonces incorporé luces y motores a mis creaciones a las que llamaba “navecitas” que eran una especie de auto/nave espacial donde los asientos eran eléctricos y los interiores eran hechos con palitos de madera forrados con tela y carrocería de plastilina con faros de micas de lentes para sol. A veces creaba submarinos que encendían luces podían sumergirse en la pileta donde lavaba mi mamá o en la cisterna. Eran mis juguetes, no siempre teníamos mucho dinero, quizás nació de ahí, mientras otros niños jugaban con balones, me gustaba materializar los juguetes que surgían de mi imaginación. Cuando entré a la carrera de Veterinaria, dibujaba las disecciones y planos anatómicos como método de aprendizaje. Miraba a través de los microscopios las células y tejidos y eso me hacía imaginar otros mundos, el micro y macrocosmos me fascinaba, entonces mis dibujos de la carrera se empezaron a convertir en hibridaciones donde retomaba la ciencia para fusionarla con mi propuesta artística y lo que empezó como hobbie, pronto se volvió una disciplina con peso suficiente para volverse mi pasión y mi vida.

Palmira –¿Qué deseas transmitir al público Alemán con tu arte?

Daniel – No estoy muy seguro cómo es que viven el arte los alemanes, si exista algún nivel de aceptación o identidad en lo que hago, me gusta pintar sin distinción, al final, el espíritu y las emociones son universales, el arte debe entenderse igual. Pero si de naciones se trata, bueno, me gustaría que nos conocieran por la alegría que irradiamos los mexicanos a través de nuestros colores, costumbres y tradiciones. La riqueza multicultural de cada región del país es única, sus idiomas, el orgullo de mis raíces, la voz popular con sus leyendas, la historia, nuestro pasado y todo lo que nos proyecta como un país milenario, pero de gente joven con ganas de prosperar. Me gustaría que conozcan el lado hermoso de mi país, que los alemanes se interesen más en nuestra cultura, México es más que sólo un viaje de placer en Cancún. ¡También tenemos Oaxaca!

Palmira –¿Has adquirido valores de la cultura del país donde vives actualmente hacia tus proyectos personales y profesionales?

Daniel – Sí, definitivamente. Los alemanes y los mexicanos tenemos un mundo y un océano de diferencia a nivel cultural y en los ritmos de trabajo. Me agrada la formalidad de los alemanes, su gran capacidad de planear y pensar en todo, eso a veces me incomoda un poco también porque pienso que no se dan la libertad de que algo salga mal, cosa que les provoca mucho estrés y eso no es bueno para la creatividad. Me gusta retomar esas características e integrarlas en la presentación de mis proyectos, aterrizarlos de manera objetiva y realista y procuro entregarlos en tiempo, ser proactivo es una de las características de los alemanes con que me identifico, pero lo que más les valoro es su disciplina.
A nivel personal, bueno, creo que sigo trabajando en mi puntualidad. En México, por ejemplo, es muy difícil ser puntual y no se considera un pecado mortal, porque todos sabemos que nuestra ciudad es impredecible. El tráfico, vialidades cerradas, transportes ineficientes, manifestaciones. Siempre hay un buen pretexto para ser impuntual.
Al llegar a Berlín me resultaba extraño tener que quitarme los zapatos al entrar en mi propio departamento, quise hacer lo mismo a mi llegada a México con mis padres y mi madre me regañó porque le tocó lavar mis calcetas (no todo aplica para ambas naciones). Tener que orinar sentado de inicio era raro, al igual que secar la ropa dentro de casa y ponerla en una especie de “burro de tender” o llevar un montón de botellas al supermercado hasta la fecha me sigue estresando mucho, como llegar a la caja y convertirme en un maestro en el arte de empaquetar los artículos en tiempo récord (Nosotros tenemos a los benditos “cerillos” a quienes ya hasta les doy más propina cuando estoy en México).

Palmira –¿En qué se parecen y en qué son diferentes México y Alemania en tu ámbito creativo?

Daniel – Pienso que el ámbito creativo es influenciado por el lugar donde uno vive, pero la esencia y forma de transmitirlo es el mismo.
En mi país, los movimientos sociales, políticos y culturales siempre han sido muy caóticos, creo que hay contrastes muy marcados y sin embargo, el arte como lo mencionaba, siempre busca confrontar una realidad y plantear nuevas dudas y controversias en torno a un asunto. El arte no se aprende, se vive y se comparte, cada quien tiene un enfoque muy diverso. Entre los colegas mexicanos hay infinidad de estilos, en Alemania no debe ser muy diferente. Por lo anterior creo que eso es en lo que se parecen, pareciera una respuesta indefinida, pero ¿qué es el arte sino el darle forma y personalidad propia? Pienso que hacer comparaciones sería limitar sus posibilidades, la creatividad es la misma en cualquier parte del mundo al menos para mí.

Palmira –¿Qué importarías de la Ciudad de México a Berlín?

Daniel – El clima del valle de México es privilegiado, la alegría y fiesta en las calles, el ambiente relajado y calidez de los chilangos. También les importaría un montón de mexicanos para resolver el problema de sobrepoblación de la ciudad de México y solucionar la oferta de empleos en Alemania, aunque no estoy seguro si les gustaría mucho el ritmo de trabajo “a la mexicana”, que suele ser todo lo contrario a la disciplina y perfeccionismo de los alemanes, y sí, insisto, que hubiera empaquetadores en los supermercados ¡sería genial!

Palmira –¿Qué exportarías de Berlín a la Ciudad de México?

Daniel – Su red de transporte. Me gustaría poder beber cerveza en el metro de la ciudad de México, pero como no somos responsables creo que no sería tan buena idea, creo que ambas ciudades conservan un aire similar, mucho movimiento, muchos problemas, pero también oportunidades y sobre todo la diversidad y matices que se respiran a través de su gente, la arquitectura, ese abanico enorme de posibilidades es lo que engrandece a nuestros pueblos. Prefiero responder en tono bromista porque en general no les cambiaría mucho, cada ciudad tiene su propio encanto y eso las vuelve únicas. Homologar no siempre es tan bueno porque vuelve las cosas cuadradas y a los artistas eso nos mata anímicamente.

Palmira – Muchas gracias Daniel por tu tiempo para realizar esta interesante entrevista.

Para conocer más de Daniel te invitamos a visitar su perfil en Industrias Creativas o bien contactarlo por  Facebook

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Palmira Ortiz
palmiraortizmexico@hotmail.com
No Comments

Post A Comment
O

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies